Rockeros locales lamentan clausura del Golden Active

Los rockeros rancagüinos están de duelo. Las habituales camisetas de color negro nada tienen que ver con su afición por Metallica, sino por la clausura temporal de Golden Active, dictaminada por la Seremi de Salud en virtud de la infracción de la norma que establece el máximo de decibeles permitidos y que obligó a bajar la cortina al espacio donde han tocado desde Dorso a las primeras bandas internacionales que visitaron la ciudad: Jesusmartyr, de Argentina, y Hirax, la leyenda americana del thrash.

Claudio Muga, propietario del pub que funciona en Alameda a pasos de Illanes, explica que éste es el segundo sumario sanitario que le cursan por exceder el límite de sonido. En ninguna de las dos oportunidades se le notificó de manera inmediata de la falta, así como tampoco se le mostraron los resultados de la fiscalización. Asimismo, y tras la primera amonestación económica que ascendió a un millón 250 mil pesos, invirtió otra importante cantidad de dinero en aislamiento acústico.

Aunque esta semana se autorizó la reapertura del local, el cierre de casi un mes derivó en una complicada situación financiera para él y las cuatro personas que trabajan en el recinto. Muga se siente atado de manos, porque por un lado se le exige el pago de una multa cercana al millón de pesos y por otro se le impide generar recursos para amortizar la deuda. “Todos mis ahorros se han consumido”, manifiesta afligido y también esperanzado en la reconsideración del caso, mediante una nueva medición de niveles.

COMUNIDAD ROCKERA
No toda la desazón del dueño de Golden Active pasa por el tema económico. Muga asevera que ningún local dirigido a este segmento del público ha conseguido mantenerse en pie y que el suyo es el esfuerzo más serio a este respecto. Ante un eventual cierre, la ciudad quedaría privada de un sitio de reunión en torno al rock y el heavy metal. Uno que incluso evitaría el imperativo viaje a la capital de los fanáticos mediante la incorporación de nuevos shows de bandas foráneas.

Es una postura compartida por quienes han subido al escenario del pub. “Golden Active se transformó de manera definitiva en la mejor plaza de la Sexta Región para desarrollar shows de metal y rock en vivo”, afirma Matías Leonicio, vocalista de Nuclear. “El cierre significa un retroceso significativo para el desarrollo de actividades musicales en Rancagua y restaría a la ciudad la oportunidad de acceder a este tipo de eventos, que durante el último tiempo tuvieron gran relevancia gracias a Golden Active”.

Lo mismo piensa Jorge Hurtado, reconocido productor y responsable de la visita a Rancagua de los estadounidenses de Hirax. “Es un lugar de reunión cultural del metal. Es importante tener a nuestros amigos disfrutando su música y unos tragos en un espacio que cumple con todos los permisos legales y no en las calles con riesgos de todo tipo e infringiendo la ley”, expresa el promotor. “Los metaleros somos gente trabajadora. Exigimos más respeto y libertad”.

Y desde el Viejo Continente se suma a la causa Anton Reisenegger, líder de Pentagram y Criminal, dos bandas que incluyeron al pub rancagüino en sus últimos tours. “Golden Active es un escenario importante para la música chilena, que ha consolidado a Rancagua como una parada obligatoria en cualquier gira nacional. Sería increíble que por problemas burocráticos los amantes del rock en Rancagua perdieran este espacio. Hago un llamado a las autoridades para buscar una solución que evite esta medida tan drástica de clausurar el recinto”.

One thought on “Rockeros locales lamentan clausura del Golden Active

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *