Daniel Tee: “El metal extremo genera en mí algo que ningún otro tipo de música puede lograr”

“Recuerdo que de chico solía pasar muchas horas grabando casetes con la música que escuchaba por aquel entonces. Si tuviese que hablar de mi acercamiento al metal, no podría dejar de mencionar que en gran parte se debió a un primo unos años mayor que yo, quien me hizo escuchar material de Maiden, Judas, Metallica, The Exploited, Pistols, etc. Creo que tendría unos nueve o diez años para esa época”.

Daniel Tee, argentino, vocalista de Those Endless Eyes (TEE), Dead Warrior y Carnarium, psicólogo, empleado administrativo, fanático de Los Simpsons, de Tarantino, de Cinema Paradiso, entre otras, y de “El Aleph” de Borges. Una personalidad en la que se conjugan el eclecticismo y la destreza de la sincronización.

– ¿Cuáles son los músicos que influyeron más en tu vida y con cuáles te identificas en estos momentos?
– De chico empecé escuchando mucho punk rock. The Exploited era una de mis bandas favoritas. Al mismo tiempo escuchaba Maiden, pero por esa época no me llegaba tanto el metal (9/10 años aproximadamente), creo que debió haber sido alrededor de los 11 años que comencé a incursionar más en el thrash y el death metal, ya que recuerdo estar en primer año del colegio secundario escuchando esos géneros todos los días. De todas formas, nunca creo haber abandonado ningún estilo musical, simplemente hay momentos de mi vida en los que me siento más cerca de tal o cual género. Lo que me gustó en un momento no deja de gustarme.

Con 12 años escuchaba thrash y death metal principalmente pero recuerdo un disco que marcó en mi un antes y un después. Ese fue “Skydancer” de Dark Tranquillity. A partir de ese momento comencé a escuchar death melódico, black, doom, etc. Como influencias no puedo dejar de mencionar Dark Tranquillity, In Flames, Ulver, los tres primeros discos de Cradle of Filth y Dimmu Borgir, Amorphis, My Dying Bride y varias bandas más. Actualmente escucho muchos estilos muy diversos, sigo escuchando algo de punk, heavy, thrash, black, death, doom, ambient, gothic y todas las variantes, deathcore, thrashcore, black/death, etc, etc, depende mucho el día y el estado de ánimo. Un día puedo estar escuchando solamente música celta, al otro solo tangos, otro música electrónica y al siguiente tranquilamente puedo escuchar toda la discografía de Gorgoroth.

“EL METAL EXTREMO PRODUCE ALGO DIFÍCIL DE EXPLICAR”
– ¿Por qué eliges como expresión la vertiente más oscura del metal?, ¿qué quieres expresar con la misma?

– Es una pregunta interesante. No sé si pueda ponerlo en palabras, pero tal vez baste con decir que el metal extremo genera en mí algo que ningún otro tipo de música puede lograr. Si bien cada estilo me produce alguna reacción, el metal extremo me llega muchísimo, es una sensación visceral, por llamarlo de alguna manera, algo difícil de explicar. No sé. Me pasa con algunas bandas de black metal o doom metal que sin importar cuántas veces escuche un tema, incluso después de años de estar escuchando el mismo tema, logran emocionarme profundamente. Tal vez esa es la razón por la que siempre seguí unido al metal y no a otro estilo. Creo que genera, por parte de quien lo recibe, una respuesta que difícilmente se logre en otro género musical.

– Cuéntanos cómo se inició tu participación activa en el mundo de la música.
– Con Inferi (black metal) solo estuve un año, casi dos. Esto fue hace unos tres o cuatro años creo, conocía a los integrantes y necesitaban un vocalista para salir de gira, así que me uní a la banda y estuvimos tocando por un par de lugares (fechas en Capital Federal y en el interior del país). En un momento determinado la banda se tomó un tiempo de receso y ahí me distancié de ese proyecto. Sigo en contacto con algunos de sus miembros, incluso un ex Inferi es hoy miembro de TEE. Con Carnarium actualmente me encuentro como cantante sesionista, solo participo en las presentaciones en vivo, nada más que eso. TEE es mi proyecto más antiguo. La banda podríamos decir que comenzó a gestarse por el año 2000 aproximadamente, por ese entonces solo se llamaba Endless a secas y era un proyecto con integrantes de gustos musicales muy diversos. Si bien eso era una ventaja terminó siendo a posteriori un problema. Alrededor del año 2002 grabé un demo, que fue la primera experiencia en un estudio de grabación. Posteriormente en 2004 la banda firma un contrato con el Sello Icarus Music y cambia su nombre a Those Endless Eyes. En 2005 ingresa a la banda un nuevo baterista, Charly. En 2006 se edita nuestro primer disco “Awaits Behind”, por ese entonces la banda sufre un gran cambio tanto de formación como de estilo, el disco estaba encaminado en un gothic/black metal y, tan pronto como se lanza el disco, la banda comienza a hacer un viraje a un black/death melódico. Luego de varias idas y venidas de nuevos músicos, la banda toma la decisión de prescindir de voces femeninas y teclados y encaminarse en un death melódico más crudo y agresivo. Al comienzo del 2009 la banda decide retomar su actividad. En ese momento éramos solo yo (Dany en voz) y Charly (batería), se incorporan al proyecto Kenaz (ex Inferi, ex Zoofilia, ex Vector), Pablo (ex Vector) y Fernando (ex Obscured by Shadows). Actualmente estamos trabajando en un nuevo disco y realizando algunos shows en Capital Federal y en el interior del país.

“DIFÍCILMENTE TERMINO UNA LETRA EN MENOS DE UNOS MESES”
– ¿Cómo será el nuevo disco?
– El nuevo disco estará orientado casi exclusivamente a un death metal melódico. Dead Warrior es un proyecto deathcore, el cual integro hace un poco más de un año. Actualmente estamos grabando un EP, que será de distribución gratuita para difusión. Es un trabajo más que interesante para mi, ya me permitió incursionar en una forma de cantar que no había explotado anteriormente. El género me exige agudos más estridentes y graves mucho más guturales, además de pig squeals y otros detalles propios del género. Este tipo de cuestiones me obligó a trabajar un poco más la técnica de canto -si es que en las voces extremas se puede hablar de técnica, realmente lo dudo, pero bueno… ese es otro tema-, de manera que adentrarme en el proyecto fue todo un desafío porque tenía que desarrollar otra forma de cantar.

– ¿Cómo surge en ti la inspiración para componer?
– Actualmente estoy escribiendo letras para el nuevo material de TEE, ya que en los anteriores trabajos no fui autor de ninguna letra. Es un proceso muy largo, difícilmente puedo terminar una letra en menos de unos meses. Podría decirte que la idea principal puede surgir de ver una película o de leer un libro, ahí se me ocurre el tema sobre el que va a tratar la letra y posteriormente sobre esa temática comienzo a escribir sobre la música ya compuesta. Me resulta muy complicado escribir la letra previa a la música. Lo siento como un poco forzado a la hora de armar una canción como producto final. Me siento más cómodo escribiendo sobre el tema ya compuesto, me da la sensación de que pide tal o cual cosa. Me apoyo mucho en lo musical a la hora de componer.

“HAY MESES EN QUE DUERMO UNAS TRES HORAS POR DÍA”
“Con TEE tuvimos la suerte de telonear a Therion, Dark Funeral y Gorgoroth. Con Inferi, pude telonear a Marduk. Con Carnarium a Opeth. Y por suerte eran todas bandas que escuchaba desde hacía tiempo. Lo que más recuerdo fue el acercamiento con Dark Funeral y con Gorgoroth, las dos bandas que escuchaba desde hacía mucho tiempo”. Daniel parece revivir esos recuerdos intensamente, su mirada se ilumina. “Fue algo increíble encontrarme hablando con estos músicos, compartiendo opiniones, charlando un poco de música y esas cosas. Me sorprendió la humildad de cada uno, realmente algo díficil de olvidar”.

“Con respecto a las giras, en todos los proyectos siempre intentamos tocar en vivo lo más que podamos, creo que el contacto con el público no debe perderse nunca, de manera que tratamos de buscar diferentes fechas en distintos lugares para poder llegar a mayor cantidad de gente. Con TEE a lo largo de todos estos años estuvimos tocando por Capital Federal y por el interior de nuestro país. Con Dead Warrior estamos tocando por la provincia de Buenos Aires, pero la idea es poder llevar nuestra música un poco más allá y salir a tocar a otras provincias. Solamente con Carnarium y debido a mi condición de sesionista tuve la suerte de acompañarlos en una fecha que se realizó en Ecuador, tocando para un público que superaba los 12 mil espectadores. Una experiencia increíble”.

– ¿Estás conforme con la difusión que dan los medios de comunicación al género metalero? ¿sientes que habría que cambiar algo?
– No, no estoy conforme, pero tampoco espero mucho. El metal en Argentina sigue siendo un género under, si bien por oleadas a veces parece que se hace un poco más popular nunca llega a lograrlo. No sé si está bien o está mal, simplemente es algo que sucede. Con respecto a qué es lo que hay que cambiar, tal vez apoyar un poco más la escena local. Ni el público ni la prensa apoyan a las bandas que están surgiendo -no se si uno es consecuencia del otro o viceversa-, pero pareciera como si estuviera bien visto hablar públicamente de las falencias, que siempre las hay, en todo orden, de los proyectos, en vez de hacer foco en lo positivo y en la posibilidad a futuro que tiene tal o cual banda. La escena es muy difícil, muy chica, los lugares para tocar son cada vez menos y los costos más elevados, todo hace a que a muchas bandas les cueste muchísimo abrirse paso, darse a conocer y muchas veces ante tal panorama las bandas se disuelven a muy poco de formarse. No se si será igual en otros países como Brasil o Chile, por dar un ejemplo, pero bien sabemos que en cada uno de estos dos países la escena es increíble y tienen una cantidad de bandas de primerísimo nivel que nada tienen que envidiar a bandas europeas o norteamericanas.

– ¿Cómo haces para amalgamar tu profesión de psicólogo, tu trabajo como administrativo y tu pasión por la música?
– Dificilísimo, sobre todo por los tiempos, hay meses en los que duermo tan solo unas tres horas por día, es sumamente desgastante y por momentos no son más que apuestas que uno hace. Apuestas a un proyecto que rinde sus frutos, en el mejor de los casos, a los meses o con el transcurrir de los años, pero cuando uno puede apreciar el feedback del público, por citar un ejemplo, ve en perspectiva todo el esfuerzo que uno hizo y realmente comprende que valió la pena.

– Daniel Tee y su futuro musical inmediato.
– Principalmente con TEE nuestra prioridad es grabar algo del nuevo material, ya que orientado en un death metal melódico casi no guarda relación con nuestro trabajo anterior “Awaits Behind”. Mucha gente se acerca a la banda y aún no contamos con material disponible en nuestro Myspace para que puedan escuchar lo que estamos haciendo hoy por hoy. Al margen de eso, estamos organizando fechas para tocar tanto en Capital Federal como en el interior del país y, obviamente, viendo la posibilidad de realizar alguna fecha en algún país limítrofe. Con Dead Warrior estamos trabajando muchísimo también, nos encontramos terminando nuestro EP, que estimo estará online y listo para descargarse en unos meses. La idea es difundir este material y seguir tocando tanto en Buenos Aires como en el interior de nuestro país y por qué no, también en algún país vecino.

– Un saludo para la gente de Ciudad Metal.
– Bueno, antes que todo quería agradecerles por interiorizarse en nuestros proyectos y darnos la posibilidad de difundir nuestra música. Muchísimas gracias, un fuerte abrazo desde Buenos Aires y ¡¡¡estamos en contacto!!!!

Myspace Those Endless Eyes
Myspace Dead Warrior

Por Mariano Morisio Bouvier

3 thoughts on “Daniel Tee: “El metal extremo genera en mí algo que ningún otro tipo de música puede lograr”

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *