Review: Corroded


Corroded
Eleven Shades Of Black
Ninetone Records
2009

Suecia es mundialmente conocida por incubar sucesos pop de la talla de Abba y forjar una nueva manera de concebir el death metal en un movimiento que desde su despunte en los albores de los noventa ha sido imparable. ¿Y qué sucede con el rock? Europe, The Hives y Hellacopters son algunos de los nombres surgidos en su seno que han alcanzado repercusión internacional, y en esta ocasión se suma Corroded, una banda que publicó su debut discográfico en 2009.

El quinteto establecido en 2004 ofrece una incendiaria combinación de metal y hard rock en un álbum sin altibajos en los 11 cortes que lo componen. La primera característica advertida en “Eleven Shades Of Black” es la manifiesta similitud entre el timbre de Jens Westin y el de Chad Kroeger de Nickelback. Así las cosas, lo que prosigue es una placa de contundente hard rock con cierta intención metal, cortes gancheros, solos emocionales y letras directas que aluden a las inquietudes de cualquier contemporáneo.

Aunque Corroded no propone nada distinto a símiles provenientes de Estados Unidos, su trabajo acredita una producción impecable y un sonido a tono con los tiempos. La música captura desde el primer corte y puede ser prescrita para oyentes de gustos no extremos, pues es un rock en lo absoluto viable para difusión en radioemisoras y señales como MTV. No por nada calaron fuerte en las listas suecas y “Time and Again” fue incluido dentro del soundtrack de la versión escandinava del reality show Survivor.