En mi baúl de los recuerdos

Intentando satisfacer mi necesidad de conocer los inicios del rock y buscar ansiosamente registros de bandas emblemáticas clásicas como Led Zeppelin, Queen y Deep Purple, me he dado cuenta que todo lo nuevo que en apariencia escuchamos en la actualidad no es más que basura, excluyendo las excepciones que deslumbran en cada época. Todo esta prácticamente hecho e inventado y me provoca una rabia inmensa que tantas bandas hayan quedado en el olvido y los pseudo metaleros, rockeros o como quieran denominarse desconozcan los orígenes del rock and roll.

En este viaje de aprendizaje encontré una cantidad impresionante de bandas que comienzan a editar material desde principios de los 60 hasta finales de los 80, la que según mi opinión es la mejor época de la música. ¡Qué ganas de haber pertenecido a esa generación! Siento que es mi deber dar a conocer el resultado de estas indagaciones. Por ejemplo, mis hallazgos en cada una de las diferentes variantes del rock: psicodélico, garage, hard rock y glam. De a poco publicaré comentarios de discos que marcaron los estilos mencionados y descubrirán cuenta que los nombres que uno conoce constituyen una minoría dentro del universo de lo que se hizo.

Nota aparte merece el glam rock, ya que con ello no apunto a bandas como Poison ni Mötley Crüe, que ni siquiera existían cuando nació esta denominación. Ya en los 60 había grupos que cabían en esta categoría. O que el mismo hard rock tiene un exponente llamado Murasaki, que sonaba tan idéntico a Deep Purple que incluso en uno de sus discos colocó un cover del tema “Lazy”. No es nada raro, pensando que a lo mejor en cualquier lugar del mundo nacían bandas que jamás fueron reconocidas, ¿no creen?

Les recomiendo buscar lo añejo y nutrirse de la música de los años gloriosos del rock, sin importar el estilo en que lo hayan encasillado. Lo importante es que el rock vive y para todos quienes llevamos la música en las venas es una obligación valorar a las bandas que aportaron a construirlo.

Por Morte Lunaris
Abril, 2009

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *