Overkill saldó con yapa deuda de 25 años con el público local

El año de conciertos recién arranca, pero la vital performance de Overkill ya ingresó a la lista de los shows más memorables del bicentenario. Sí, porque se trata nada menos que de una banda pionera del thrash metal de comienzos de los noventa y que debía visitar el país hace rato. Aunque reconozco que no soy fanático, desde que ejecutaron los primeros riffs de “The Green and Black“, y se nos vino encima un murallón de guitarras que destrozaban por su potencia y nitidez, intuí que sería uno de esos recitales imperdibles.

El público, en su mayoría fans acérrimos de la banda, gritaba la líricas tema tras tema, como sucedió en su segundo corte, “Rotten to the Core”, extraído de su disco debut de 1985, cuando estos tipos dieron con la alquimia exacta de estilos que definirían el thrash: una buena dosis de heavy metal, algo de hardcore punk, una batería veloz y guitarras súper agresivas.

En verdad es impagable asistir a semejante muestra de entrega y energía sobre el escenario, una que contagió a cada instante a los asistentes manteniéndolos atentos a todos los detalles. Es que da gusto ver a un frontman que mantiene intacto su característico timbre de voz y que luego de un mensaje de apoyo tras la reciente catástrofe nos dice “Chile es más fuerte que el terremoto”, ganándose el afecto de toda la audiencia. En momentos en que andamos algo sensible, gestos de este tipo dentro de la música que amas te conmueven. No todo está perdido, no todo se ha transformado en sucias formas de hacer dinero.

Overkill continuó el viaje a través de su discografía revisando todos sus álbumes. Fue un show pensado para los incondicionales de la banda y según pude testear dejó a todos felices en una presentación de más de una hora y media de duración. A mitad del concierto presentaban dos cortes de su último disco, “Ironbound”, que está bastante poderoso y pesado. Se acercaba la primera hora de show y lanzaban “Overkill”, el cover de Motörhead, y el clásico “Elimination”, para retirarse al descanso antes de la estocada final que acabaría con cortes del mejor punk rock en “Old School” y el clásico “Fuck You”, que cerró de manera majestuosa este esperado show.

¿El balance? Ciento por ciento positivo: gran local, excelente sonido, buenas luces, público de lujo y una banda que demostró estar más vigente que nunca.

Por Sergio Evans
Fotos de María Loreto Correa

One thought on “Overkill saldó con yapa deuda de 25 años con el público local

  1. Completamente de acuerdo, el sonido fue espectacular, cada tema retumbaba en el pecho y el estómago. Nunca imaginé q el teatro teletón pudiera ser un lugar tan acogedor pa los metaleros. Felicitaciones a los productores de esta gran tocata, hay q reconocer y agradecer cuando algo resulta bien y esto superó las espectativas.
    A la banda mis respetos, la empatía con su público demuestra q son artistas de tomo y lomo. Ni hablar de lo bien q se ven con el paso de los años.

    Y eso q no soy fan jejeje (mejor dicho ahora si lo soy)

    Slds queridos rockeros.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *