Bases Inked Chile: el evento que promete revolucionar el tatuaje

Artistas de talla internacional, un jurado ídem, workshop incluído, un centro de eventos de alto nivel e interesantes premios en dinero. Una convención de tatuajes como no se ha visto hasta ahora en Chile es lo que promete la producción de Inked Chile, fechado para los días 9, 10 y 11 de noviembre próximo en Sun Monticello de la comuna de San Francisco de Mostazal.

Alejandro Espinoza, tatuador local de reconocida trayectoria y también anfitrión de pasadas convenciones, tiene un propósito muy claro con la primera versión de este encuentro. “Queremos realizar un festival en un lugar realmente especial”, comenta Jano, como se le conoce en el medio. “Imagínate hacer lo que más te gusta en un lugar que sea bonito. Nosotros queremos entregar eso. Además de entregar un producto real para los principales consumidores de estos eventos, los tatuadores, por eso contactamos un artista , especialista en realismo, para que realice un seminario gratuito para todos los competidores”.

Las categorías en competencia serán lettering, new school, tradicional, dotwork, full color, neotradicional, realismo y mejor del evento. Puedes revisar las bases de Inked Chile en su sitio oficial. Los 30 primeros inscritos tendrán un descuento en el valor del estand. En cuanto a las entradas, disponibles vía Ticketpro, menores de 14 años ingresan gratis y habrá un descuento para personas de la tercera edad, puesto que la idea es convertirse en un evento familiar.

Galería: Convención de Tatuajes Pichilemu Ink

Agujas, tinta y la capital criolla del surf. Un cóctel irresistible para la veintena de tatuadores que asistió a la segunda versión de la Convención Pichilemu Ink, celebrada durante los días 1 y 2 de febrero. Los participantes desarrollaron obras en las categorías negro y gris, full color, tradicional, oriental, realismo y dark side. En la jornada también hubo una muestra de suspensión corporal en manos de Javier Fingazz, Mauricio Torres y otros modificadores sudamericanos y graffiti a cargo de Philippe Carrera.