Review: Industrial Company Inc.

Industrial Company Inc.
Direct God
Still Alive Records
2008

Industrial Company Inc. no es una banda optimista. Su álbum debut plasma una cronología del advenimiento inminente del caos en un mundo que excluyó lo esencial de su nómina de prioridades. El ahora trío también aparece comprometido con causas como el reciclaje, la reforma educacional y en su momento, la devolución de los documentos audiovisuales sobre los mapuche incautados a la realizadora Elena Varela, cuando fue acusada de participar en actos terroristas.

“Direct God” una propuesta sonora capaz de ganar simpatías entre dos públicos. El industrial, seducido por el sonido machacante de los sintetizadores, y el metalero, capturado por el anzuelo de un pesado bloque de concreto, que en vivo duplica su potencia, como advertimos los asistentes al concierto de In Flames en febrero pasado, cuando los chilenos ofrecieron una contundente presentación como teloneros.

Producido por Sean Beavan, el mismo detrás de mega estrellas como Marilyn Manson, “Direct God” registra en lenguaje binario la rabia y la angustia generadas por un sistema putrefacto. Es la banda sonora del descontento, porque los 11 cortes del álbum expelen un aliento iracundo, una cólera ensordecedora que va in crescendo hasta culminar en “The End”, el tema que cierra el álbum en una suerte de vaticinio sobre la hecatombe.

Un producto de alta factura en un género poco explotado en Chile. Como dato curioso, el álbum fue lanzado el día 8 de agosto, octavo mes del año, de 2008. Por ello imprimieron 888 copias, avivados también por la ligazón de ese número con la buena fortuna en la cultura china. No por nada los asiáticos escogieron la misma fecha para inaugurar la última versión de los Juegos Olímpicos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *