Review: Celestiial


Celestiial
Where Life Springs Eternal
Bindrune Recordings
2010

Una experiencia doom extrema es lo que ofrece la banda estadounidense Celestiial en su segundo álbum de larga duración. El funeral llevado hacia sus límites, en una placa de casi una hora de duración que para oídos poco habituados termina por sonar monocorde e inexplicablemente extensa. Para muestra un botón: de los cinco cortes que componen el disco, solo “Carry Storms Carry My Sadness” dura media hora. Y “Offering In Cedar Smoke” aporta otros 22 minutos de desolación.

Sus integrantes, entre quienes se cuentan los miembros de Agalloch Tim Glen, en percusión, y el bajista Jason Walton -también a cargo de la masterizació- indican que su música toma inspiración de los bosques. La participación vocal es mínima y se reduce a unos cuantos gritos agónicos surgidos en medio del continuo flujo de manantiales de agua que actúan como telón de fondo. Aunque la naturaleza del género dicta la generación de sempiternos pasajes uniformes, se extraña la inclusión de algún quiebre que otorgue cierta tensión dramática al registro.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *