Review: Asterion

asterion

Asterion
Zerzura
Australis Records
2010

Asterion es una banda chilena formada en Santiago en 2006 y que cultiva una fusión de death, doom y progresivo. Sus integrantes son David Capdepont en voz y guitarra, Mauricio Silva en guitarra, Cristián Guerra en bajo y Jorge Ovalle en batería.

En este review repasaré su disco de 2010 llamado “Zerzura”. El trabajo abre con una intro bastante oscura de casi dos minutos, con sonidos de Medio Oriente y melodías egipcias que antecede al primer tema, “Moonlies”, con una guitarra que comienza justo donde culmina la melodía anterior y se suma a la voz grave de David Capdepont. A los 40 segundos empieza un tramo bastante opethistico, con voz limpia y batería tomando protagonismo. Llamativa es la guitarra acústica que aparece en medio, siguiendo unas melodías propias de Sid Wilson en Porcupine Tree, una clara inspiración para estos connacionales.

El tercer tema inicia con la voz profunda de Capdepont para luego recrear pasajes oscuros similares a Samael. “Dust of Oblivion” mantiene la línea del anterior, con melodías que se mueven entre lo acústico y lo sombrío. En medio de la canción una voz relata lo que parece ser una breve historia de soledad y tristeza. Hasta ahora, una interesante apuesta de esta banda.

“Conspiracy based on Silence” inicia con un doble bombo y prosigue con melodías progresivas y toques doom, que sugieren una inevitable comparación con Tiamat de los noventa. La infaltable voz limpia suaviza el ambiente acompañada por un piano muy cautivador. Un solo lento, pero efectivo, ocupa el tramo central del tema.

“Iblis” empieza totalmente acústico y cuando toma vuelo otra vez evoca a Porcupine Tree, esta vez con voces mucho más agudas. Un tema de compleja composición, pero eficaz a mis oídos. La progresividad del final gusta por sí sola.

“Zerzura” es el tema que da nombre al disco. Empieza con sonidos acústicos de guitarra y timbales, para poco a poco formar las notas de guitarra y teclado y configurar una canción con voces gregorianas de fondo. Luego aparece algo muy similar a la clásica guitarra de Mikael Akerfeldt de Opeth, suave como la seda. Ciento por ciento acústico.

Parece que “Nailing Nightmares” estuvo esperando su entrada desde lo acústico de la canción anterior para transitar a lo brutal, rápido y oscuro. El tema no da descanso y esta vez el solo de la guitarra de Mauricio Silva es vertiginoso. El teclado asume mayor protagonismo que en los temas anteriores e irrumpe un corolario brutal: un desgarrador grito femenino.

“Between your Walls” continúa en la línea doom/progresiva y combina guitarras acústicas y eléctricas y voces limpias con otras graves y agudas, en el tema más vigoroso del disco. El álbum concluye con “Quicksands”, un corte acústico y experimental, reminiscencias árabes y voces limpias. ¿Fan de Opeth, Porcupine Tree, Anathema o Agalloch? Ésta es tu banda local para investigar y disfrutar. Yo ya lo hago.

Ciudad Metal (47 Posts)


Tu opinión nos interesa