Modern Funeral Art: doom, Lovecraft y Edgar Allan Poe

Modern Funeral Art está ad portas de un momento importante. Con una ecléctica nueva placa y un flamante contrato discográfico bajo el brazo, el retorno a las pistas con su alienación primigenia no podría lucir más auspicioso.

En una fase temprana de su carrera, el trío francés sufrió la partida de su guitarrista. Ello no interrumpió el trabajo creativo de la banda, que halló una salida ingeniosa para no reemplazar a quien además de músico, era un amigo. Pero ahora retornan en su forma original. “Doom With A View” es su segundo álbum, una pieza editada de manera independiente que recoge las influencias divergentes de sus integrantes, que cubren desde el gótico al black metal. El material, mezclado por el reconocido músico sueco Dan Swanö, les valió un contrato con el sello holandés Apollon Records.

Arnaud Spitz, voz y bajo, relata la historia de la banda, detalla sus referentes líricos y musicales y describe cada uno los temas que componen su producción más reciente.

– Modern Funeral Art nació hace más de una década, pero todavía no ha tenido la oportunidad de emerger del underground. Antes de hablar sobre el nuevo álbum, ¿puedes contarnos respecto a sus trabajos previos?
– “Almost Angels” fue nuestro primer y último demo. Lo grabamos en un estudio semiprofesional. Suena bastante bien para la época e incluso incluimos un cello de verdad en el tema que da nombre al trabajo. La alineación es la misma de hoy -excepto por los teclados que desaparecieron- y ya muestra de que se trata MFA. “Then Gateways Of Slumber” y “Hellfire” fueron materiales de transición. Nuestra guitarrista se había ido y nunca tuvimos la intención de reemplazarlo. Nuestro productor de varios años, Stefan Vanstaen, hizo la mayor parte de las guitarras en ambos. El resultado fue bueno y no pudo haber sido más pesado, pero con Pascal de regreso, el espíritu original de Modern Funeral Art ha nacido de nuevo, dándonos motivos para trabajar más duro que antes.

– ¿Cuáles han sido sus influencias durante estos años?
– Aunque somos los mejores amigos, tenemos influencias diferentes. Pascal (N’Guyen) y Benoit (Sangoï) gustan de la escena black, death y doom de Escandinavia. Carcass, Enperor y lo primero de Anathema, por mencionar algunos. Soy 10 años mayor y me gusta más el gótico y el cold wave de los setenta y ochenta, como Joy Division y Virgen Prunes. Es por eso que terminamos sonando como lo hacemos, mezclando música ultra pesada con voces oscuras y limpias. No sé si nos diferenciamos o si podemos ser comparados con Tiamat, In The Woods o Katatonia. Quizá The Vision Bleak esté más cerca de nosotros que cualquiera otra banda.

– En lo lírico parecen compartir un profundo interés por H.P. Lovecraft y Edgar Allan Poe.
– Sí, probablemente son mis dos influencias principales, aunque también podrías agregar a William Blake. “Gateways Of Slumber” es una cita de un poema de Lovecraft titulado “Nemesis”. Y por supuesto, escribí la canción “Lovecraft Was A Liar”, que puede ser interpretada de varias maneras. Ya sea considerando que Lovecraft mintió cuando escribió sobre Cthulhu o le mintió a sus amigos cuando le escribió que todas estas cosas no existían. Luego está Poe. “El Cuervo” me inspiró, y sobre todo Annabel Lee. Escribí “A Sepulchre By The Sea” (en “Hellfire”) como una respuesta a Annabel Lee. Ya conoces la historia. Annabel Lee y el narrador estaban enamorados, los ángeles estaban celosos e hicieron que la doncella muriera. En nuestra canción, uno de esos ángeles expresa sus sentimientos de tristeza y, aunque admite su culpa, demanda una sentencia menos severa debido a los atenuantes.

– ¿Se consideran una banda de doom?
– ¡Ni por un segundo! Amamos el doom, pero dudo que pertenezcamos a este género. No somos lo suficientemente lentos. Las voces son muy limpias y hay mucha melodía. Para mí es difícil describir el tipo de música que hacemos. Dark metal, goth metal, heavy death rock. Ciertamente venderíamos más discos si pudiésemos clasificarnos más fácilmente.

TEMA POR TEMA

“State Of The World”
“Pueden decir que es una declaración política, pero trata sobre lo que sucedió hace mil 500 años atrás, cuando Europa fue convertida al cristianismo, por fuerza o convicción, y las antiguas deidades paganas fueron dejadas de lado”.

“Sol Invictus”
“Es el mismo tema. La transición de un soleado valle pagano a una fría cueva cristiana. Escribí esta letra para un proyecto acústico paralelo en la línea de la banda Sol Invictus, pero pensé que calzaba con la música que Pascal y Benoit compusieron para esta canción”.

“Alexander”
“Es solo una canción más sobre Crowley, el ocultista, que cambió su nombre cristiano, Alexander, a Aleister. La canción principalmente trata de su infancia y años de formación. Ya sabes, es su propia madre la primera que lo llama La Bestia, Megatherion, 666 y todo es bastante cliché, como todo en Crowley, pero esa es la manera en que nos gusta nuestro metal”.

“Mary Jane Kelly”
“Jack El Destripador presumiblemente mató a cinco mujeres. Mary Nelly fue la quinta. La canción es sobre sus últimas palabras, o si lo prefieres, las primeras impresiones después que murió. Básicamente es una canción sobre una pobre mujer empujada hacia la muerte. Siendo honesto, está inspirada por “Luca”, de Suzanne Vega”.

“Dante In The Dusky Woods”
“Los intérpretes usualmente coinciden en que cuando Dante escribió sobre estar perdido en un bosque oscuro alegóricamente se refería al suicidio. Luego Dante fue guiado por el poeta romano Virgilio por los círculos del Infierno, las terrazas del Purgatorio y las esferas del Paraíso. No le doy esa chance. Virgilio no estuvo. En lugar de eso, le insto a seguirme hacia el anillo medio del séptimo círculo del Infierno, donde gobiernan las arpías. En otras palabras, a cometer suicidio. No me malinterpreten. No digo que el suicidio esté bien, es solo un juego, con dos personajes confrontándose”.

“Death Code Of The Devil Worshippers”
“Escribimos tres canciones diferentes y nos dimos cuenta que trataban sobre el mismo tema. Los satanistas adolescentes de los suburbios y su vida miserable. En los noventa solíamos escuchar mucho black metal, Emperor, Inmortal, incluso Burzum, Mayhem o Darkthrone, pero nunca los tomamos tan en serio. Nunca hicimos fiestas en cementerios, no profanamos tumbas. Para nosotros el black metal solo era diversión. Aunque obviamente hay adolescentes más débiles de mente. Tomaría horas comprender y explicar cómo y por qué se comenzó a considerar el black metal como una religión, una causa por la cual luchar y que terminó en el incendio de iglesias, abrir tumbas, y en casos extremos, apuñalar a sacerdotes, homosexuales o sus propios amigos adoradores del demonio. No pretendemos dar lecciones a nadie, pero miramos la escena black metal con un poco de ironía”.

“The Dance”
“La introducción de este tema debe ser el único momento puramente doom del álbum. La letra habla de las danzas macabras, que encuentras en Francia, Alemania, España e Italia, y el significado de estas representaciones medievales”.

María Loreto Correa (174 Posts)

Periodista, fotógrafa y webmaster. Si necesitas corregir, transcribir o traducir, visita www.ojocomunicaciones.cl


Tu opinión nos interesa