Luminarias del heavy chileno protagonizaron Leyendas del Rock

El heavy metal nacional tuvo su fiesta. Y aunque la taquilla estuvo muy por debajo de la Cumbre del Metal Chileno, el símil natural al momento de las comparaciones, los asistentes a Leyendas del Rock disfrutaron del privilegio de tener sobre un mismo escenario a una tríada icónica dentro del género en este rincón del mundo: Dorso, Panzer e Inquisición.

Es la segunda vez en el año que un festival ciento por ciento chileno adquiere la connotación de un gran evento. El recinto escogido es un teatro de envergadura y los números de fondo son bandas nacionales que acreditan una trayectoria tan extensa como prolífica. Leyendas del Rock colocó el acento en el heavy metal, concertando en el mismo lugar a los precursores del género y los nombres que se incorporaron a la escena durante años más recientes.

El show comenzó de manera tibia con La Máquina, sucedido por Alto Voltaje y Battlerage. Entonces vendría el turno de Inquisición, la banda de Manolo Schafler sindicada como pionera en el estilo en la escena chilena y que repasó los hitos de su carrera junto con brindar un apronte de su próximo álbum, tentativamente titulado “Opus Dei”.

El fervor de la audiencia alcanzó su máxima expresión durante la presentación de Rodrigo “Pera” Cuadra y compañía. Cubierto con una máscara de reptil, el vocalista de Dorso aprovechó de anunciar la celebración de los 25 años de carrera de la banda y lanzó al público la más reciente polera del cuarteto, aún inédita en el mercado. Una lástima que antes del acto de cierre se retirara una importante fracción de personas. Justo cuando los veteranos Panzer ofrecían lo mejor de su rockero repertorio.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *