Haggard: los cuentos de Ithiria conquistan Chile

Viernes 18 de diciembre 20.30 horas. La ansiedad se apodera del público afuera del Club Cadilac. La fila avanza con lentitud, retrasando la primera presentación en Chile de una de las bandas más alucinantes que el underground alemán ha engendrado durante los últimos años. Haggard, quienes gracias a una numerosa legión de músicos y su original fusión de música clásica y medieval sin abandonar la consistencia del metal, convierten su show en uno diferente a todo lo visto dentro de la música extrema.

Aunque se tiende a pensar que estas agrupaciones son incapaces de reproducir en vivo sus registros de estudio, llegando a recibir el rótulo de sobreproducidas por los bangers más radicales, no es el caso de Haggard, una banda que en directo suena en extremo orgánica, compacta y contundente y presenta sus cortes en forma fluida, brindando momentos llenos de épica y misticismo.

Antes del inicio hubo una espera de casi una hora debido a problemas con la disposición del público dentro del recinto y una fugaz prueba de sonido. La dilación fue recompensada con un recorrido musical que bordeó la hora y media, donde el vocalista, guitarrista y compositor Asis Nasseri y los otros 12 músicos sobre el escenario repasaron clásicos de sus discos “And Thou Shalt Trust The Seer”, “Awaking The Centuries”, “Eppur Si Muove” y su placa de 2008, “Tales Of Ithiria”.

La acústica del lugar, junto con el buen desempeño del sonidista -quien no estuvo ajeno a problemas de amplificación- ayudaron a que la banda ofreciera apabullantes versiones de “In a Full Moon’s Procesion”, “The Sleeping Child” y “Upon Fallen Autumn Leaves”, en los que la guitarra de Asis junto con la soberbia percusión de los timbales y el bombo impactaban directo al público como un auténtico cañonazo. Los instrumentos de cuerda y de viento se dejaron oír con claridad. Mención aparte para la excelente performance del tecladista Hans Wolf y la sólida voz de la hermosa soprano Su Ehlers, quien embrujó con sus seductores movimientos e innegable dominio escénico.

Cuando la velada estaba a punto de finalizar, Haggard se echó al bolsillo a los asistentes interpretando el himno nacional solo con las cuerdas clásicas, mientras toda la gente entonaba la letra a viva voz y Su y Fiffi -segunda voz masculina- sostenían una bandera chilena lanzada por el fans club local. Acto seguido, los bangers comenzaron a pedir enfervorizados dos clásicos: “The Final Victory” y “Awaking The Centuries”. Este último desató un ambiente de celebración y jolgorio como si hubiese sido una fiesta thrash medieval. La gente del medio saltaba, cantaba y se empujaba al punto de formar un pequeño gran moshpit que sirvió de broche de oro para una noche memorable.

Asis prometió volver a tierras chilenas el año entrante. Después de semejante despliegue no queda más que esperarlos con ansias, puesto que ésta fue sin dudas unas de las presentaciones más contundentes de 2009. En lo personal me hubiera encantado disfrutar aún más de este concierto con el plus de ver repleto hasta más no poder el Club Cadilac. Las páginas de los Cuentos de Ithiria se cierran por el momento, esperando ser abiertas en una próxima oportunidad para llenar los sentidos de fantasía y magistrales acordes interpretados por 13 guerreros de acero inoxidable… que sean 18 para la próxima. La victoria final es de los bangers chilenos.

Video gentileza de Akerbel
Por Rodrigo Bustamante Fuentealba

Ciudad Metal (47 Posts)


Tu opinión nos interesa