Galería: Convención de Tatuajes Pichilemu Ink

Agujas, tinta y la capital criolla del surf. Un cóctel irresistible para la veintena de tatuadores que asistió a la segunda versión de la Convención Pichilemu Ink, celebrada durante los días 1 y 2 de febrero. Los participantes desarrollaron obras en las categorías negro y gris, full color, tradicional, oriental, realismo y dark side. En la jornada también hubo una muestra de suspensión corporal en manos de Javier Fingazz, Mauricio Torres y otros modificadores sudamericanos y graffiti a cargo de Philippe Carrera.

Manuel Cabezas expone sus mejores fotografías en vivo

Hace cuatro años Manuel Cabezas comenzó a inmortalizar la música en vivo disparando una cámara marca Samsung de dos megapíxeles. Desde su primer evento masivo, un festival de bandas rock organizado por la Universidad Católica, su permanencia en el circuito ha sido constante. En efecto, dos años después ingresó a estudiar la carrera de Fotografía en el Instituto Profesional Los Leones y hoy es un rostro reconocido en cuanto show de envergadura nacional e internacional se presenta en Santiago.

A partir del 19 de agosto su Alma Mater albergará la exposición “I Wanna Rock”, muestra que reúne 15 trabajos recogidos de conciertos como Heaven and Hell, Helloween, Kythrone y Dorso. “Hay un montón de cosas que uno intenta capturar, revela el profesional que publica bajo el alias de Hell Nation. Creo que mi búsqueda en las fotos esta en ciertos momentos importantes, en rasgos faciales, detalles de luces, emociones. La cosa está retratar todo lo que pasa sobre el escenario y no solamente tener un registro gráfico para decir tocaron y ahí está la foto”.

– ¿En verdad puede apreciarse el estilo de cada uno frente a un mismo show?
– Sí, claramente todos tenemos visiones distintas de las cosas y eso se nota. A veces en cosas un poco más técnicas como la composición, encuadres, el juego que tienes tú con tu cámara y cómo retratas lo que ves. En la variedad esta el gusto, ¿no?

– ¿Cómo crees que se ha desarrollado este campo de la fotografía en Chile?
-Creo que hay un montón de buenos fotógrafos por ahí haciendo su trabajo. De hecho hay muchos que están sin medios donde mostrar sus trabajos. También hay algunos ya conocidos que hacen su pega. No estamos tan lejos de un nivel en nuestras imágenes, hay equipamiento bueno en las tiendas, tanto en cámaras como lentes y flashes, que ya no solamente están accesibles para fotógrafos, sino que también para muchos que no tienen una relación directa con la fotografía a acercarse a este apasionante mundo que es capturar imágenes con una cámara.

– ¿Qué dificultades tienen los profesionales al momento de disparar?
– Las dificultades siempre son las mismas. A veces es la falta de respeto de los encargados de seguridad que al igual que ellos andamos trabajando, aunque la mayoría de la gente crea que no. También se ha ido profesionalizando o más bien dicho hemos ido evolucionando nuestros trabajos al punto de preocuparnos más de lo que hacemos en un concierto. Eso no ha sido muy valorado por algunas personas, ya que hacemos nuestra pega y la hacemos lo mejor que podemos. Digo ‘hacemos’ porque encierro a todos los medios que conozco y que tenemos las mismas limitantes.