Álbumes imprescindibles: rock psicodélico

Love
Forever Changes
1967

Un disco considerado obra maestra en todos los aspectos. Melodías preciosas cantadas por Arthur Lee, arreglos orquestales magníficos y buenas letras poéticas que, hoy en día, siguen siendo frescas tras casi 40 años desde su publicación. Un álbum que supo combinar folk, rock y psicodelia y que continúa siendo un referente para muchos grupos. Estamos frente a una joya que por desgracia nunca se repitió. Una grabación excelente teniendo en consideración que en ese tiempo aún no existía sonido stereo. Otro gran mérito. Todo un clásico, ¡imprescindible!

The Beatles
Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band
1967

Uno de los álbumes más importantes de Los Beatles, un disco de sonido innovador y de los primeros trabajos conceptuales que se recuerdan, ya que lo normal era que las placas incorporasen una serie de canciones sin relación alguna. Todavía bajo la influencia del R&B, integran arreglos orquestales junto a instrumentos exóticos como la cítara. Además, utilizan nuevas técnicas y efectos de grabación como reverberaciones, eco, pedales wah-wah o fuzzbox. Un álbum compuesto bajo los efectos del LSD: “Lucy in the Sky with Diamonds” es una clara referencia a ello. Unos adelantados para su época.

Rolling Stones
Their Satanic Majesties Request
1967

Tras el famoso “Sgt. Pepper” de Los Beatles, los Stones no podían ser menos y publicaron uno de sus discos más originales. Un registro psicodélico que mezcla ritmos africanos, arreglos orquestales y uso de sintetizadores en temas inolvidables como “Citadel”, “The Gomper” o “Sing This All Together” (donde también estaban John Lennon y Paul McCartney en los coros). Como curiosidad, Bill Wyman compuso e interpretó una de las pocas canciones que aportó al grupo, “In Another Land”. Solo dos canciones se han interpretado en directo, la orquestal y balada “She’s a Rainbow” y “2000 light years home”. A pesar de ser un buen disco, la prensa y el público no compartieron la adhesión de los Stones al movimiento “flower power” y el propio John Lennon criticó el álbum por intentar imitar a los Beatles. Tras este disco retornaron al blues tradicional.

Pink Floyd
The Piper at the Gates of Dawn
1967

Este álbum es un buen ejemplo de la psicodélica británica. Temas con sonidos extraños, a veces carentes de estructura o que dan la sensación de viajar en el espacio, como “Astronomy Domine”. Otras canciones interesantes son “Matilda Mother”, “The Bike” o el conocidísimo “Interstellar Overdrive”, un claro ejemplo de la mente “trastornada” de este genio llamado Syd Barrett, que por desgracia terminó en un centro psiquiátrico debido a sus excesos.

Frank Zappa
We’re Only in It for the Money
1968

Disco que parodia el movimiento psicodélico de San Francisco y se ríe de los hippies. La portada original imitaba a la famosa carátula del “Sgt.Pepper” de Los Beatles, pero con el toque de humor de Frank Zappa. Algunas canciones fueron censuradas por sus versos ofensivos, pero fueron recuperadas en ediciones posteriores, como “Who Needs the Peace Corps?”, “Concentration Moon”, “Mother People” o “Let’s Make the Water Turn Black”.

Jimi Hendrix
Axis: Bold as Love
1967

Segundo álbum de la Jimi Hendrix Experience. A diferencia del disco debut, éste es más elaborado y emplea sonidos experimentales, muy típicos de la psicodélica, como guitarras fuzz, distorsiones, wah-wah, mezclas con el estéreo y voces extrañas. Destacan canciones como “EXP”, “Spanish Castle Magic”, “She’s so Fine” (cantado por el bajista Noel Redding), “One Ainy Wirsh” o “If 6 Was 9”, una de las más psicodélicas de Hendrix. Las cintas originales se perdieron en un taxi y jamás fueron recuperadas, por lo que el disco tuvo que volver a mezclarse rápidamente. Un álbum que a lo largo de estos años se ha convertido un clásico, con reversiones de varios de sus temas.

Traffic
Mr. Fantasy
1967

Al igual que otras agrupaciones británicas de la época, su música se basaba en sonidos psicodélicos y rock sinfónico. Este disco, producido por Jimmy Miller, utiliza diversos arreglos de viento que a veces dejan un poco aparte a las guitarras, pero de manera tal que consigue un sonido bastante psicodélico y blues-rock. Tiene buenas canciones como “Dear Mr. Fantasy”, “Heaven is in your mind” , “Giving to You” o “House for Everyone”. Hay dos versiones, la norteamericana y la inglesa. Muy recomendable.

The Doors
Strange Days
1967

Publicado el mismo año de su álbum debut, “Strange Days” es su continuación. Fue grabado en poco tiempo ya que el material realmente pertenecía al primer disco, con canciones mucho más “ácidas” y psicodélicas. Contiene temas como “Moonlight Drive” y el gran poema “When the Music is Over”, canción basada en riffs y trozos de otras de sus canciones junto al famoso estribillo “We want the world and we want it now!”. Fue un fracaso comercial ya que no hubo ningún sencillo y solo destacó “Love me two times”. Increíble, cuando parece que todos conocemos el temazo “People Are Strange”. Así es el rock. Aun así, la carrera del grupo siguió para realizar otro gran álbum: “Waiting for the Sun”.

Jefferson Airplane
Surrealistic Pillow
1967

Jefferson Airplane fue otro de los muchos grupos de la escena musical de San Francisco con una vocalista muy prestigiosa: Grace Slick. Al igual que otros grupos como Grateful Dead, The Byrds o The Mamas & The Papas, también fusionó las raíces folk americanas con el rock psicodélico. El disco contiene temas como “White Rabbit” y “Somebody to Love”, la primera una clara referencia hacia el uso de las drogas y la segunda uno de los himnos del movimiento hippie.

Por Morte Lunaris
Abril, 2009

María Loreto Correa (174 Posts)

Periodista, fotógrafa y webmaster. Si necesitas corregir, transcribir o traducir, visita www.ojocomunicaciones.cl


Tu opinión nos interesa